Relación de Pareja – Manejo de las Diferencias Segunda parte 2(2)

Seguimos hablando sobre las herramientas para el manejo de las diferencias en la pareja que nos facilitan la mejor convivencia y evitan los desagrados:


5. Abre tu mente, escucha, no seas rígido (a), sino flexible. Negociar


Es importante ser flexible y poder negociar la posible solución en la cual ambos se sentirían bien. No te pongas en una situación rígida: ¡Ahora o Nunca!, ¡Esto o Nada!, ¡Si o si! Siempre existen soluciones al-ternas, pero si estas a la defensiva no podrías ver las otras posibilidades. No trates de ganar todas las batallas. Aprende a ceder y a negociar. Se creativo (a), en cualquier situación existen soluciones poco habituales, o no tradicionales. Ten la mente abierta para todas las posibilidades.


6. Se prudente


Existen situaciones difíciles, de tensión, de frustración. La persona que está sumergida en las circunstancias difíciles no está disponible para una buena comunicación o una buena respuesta. Es importante ser respetuoso y prudente. Comenzar a reclamar, reprochar o quejarse cuando tu pareja esta abrumada, estresada, tensa, preocupada, molesta, frustrada es un acto de imprudencia total. Es necesario esperar otro momento más apropiado para la comunicación.


7. Agradece cuando tu pareja hace algo bien, pero Nunca haciéndole “la charla”


Uno de los errores que cometemos todos en la vida de la pareja es que no dejamos “pasar una” cuando se trate de algo malo, pero cuando nuestra pareja hace algo bien, lo recibimos como algo lo mínimo esperado, lo cual ni nos llama la atención. No agradecemos ni reconocemos el bien que nos hace la pareja. Cuando solo se destaca lo malo y lo bueno queda desapercibido, la relación va a ir desgastando. Es necesario implementar los estímulos positivos, agradecer, reconocer, recompensar las buenas acciones. El simple hecho del placer de estar juntos debe ser destacado.
Aprovecha cualquier momento que tu pareja haga algo bien y agradécelo de manera sincera y espontanea, puede ser con un beso, un abraso, una mirada, un gesto, un “gracias”, etc. Importante: NUNCA se te ocurra aprovechar que hace algo bueno para echarle la charla o intentar solucionar conflictos de otro tipo, Ej.: “si fueses así siempre que bien nos iría”, “ves como cuando quieres puedes resultar adorable”, etc.


8. No tomes nada demasiado en serio


No olvides que en la vida nada es eterno, y todo es relativo. Nunca pierdas el sentido de humor y la capacidad de reírte, ver lo chistoso en cada situación. No tomes nada demasiado en serio, ni a ti mis-mo(a). La risa baja la tensión y permite que la mente se relaje. La mente relajada permite ver las cosas desde el punto de vista diferente. El sentido de humor es imprescindible en cualquier relación, mucho más en una relación de amor. No olvides de utilizar tu mejor herramienta: ¡La sonrisa!
Te deseo todo lo mejor en tu relación de pareja!

Me gustaría que me dejaras tu comentario sobre el artículo que acabas de leer y que me contaras tus principales frustraciones en tus relaciones de pareja. Estaré leyendo y contestando todos los comentarios y todas las preguntas de manera personal.

Gracias
Laura Bellarosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*