Sin Amor

Decir “Pareja” no siempre significa decir “Amor”. Lamentablemente muchas veces la elección de la pareja se basa en otras razones, ajenas al amor. En este proceso muy complicado casi siempre está presente el deseo de suplir las necesidades que tenemos, esperando que el otro nos complemente.  El inicio de una relación de pareja requiere de la movilización de mucha energía.  En cierto sentido cuando dos personas se enamoran se produce una especie de explosión energética que da fuerzas para seguir adelante. Sin embargo cuando la elección de pareja se basa en la desesperación, en el miedo, en la comodidad, en la rutina, en el deseo de los demás, la energía retenida se dirigirá a la destrucción de la relación y de cada uno de sus integrantes.

La gran mayoría de las parejas que conviven juntos, comparten la vivienda, las responsabilidades, la crianza de los hijos, cumpliendo con las expectativas de sus respectivas familias y de la sociedad, sin embargo no gozan de una relación especial, de la calidad, de comprensión y cuidado, de cariño especial, de admiración y respeto. Estas parejas funcionan como una especie de compañías por  acciones, cumpliendo los objetivos específicos, metas económicas, familiares y sociales. Sin embargo casi siempre cargan con un vacio en el corazón, con una sensación de que les falta algo.

Existen otros casos cuando dos personas se aman profundamente, mantienen una relación íntima, cálida y profunda, pero por algunas razones deciden de no formar una pareja formal frente a la sociedad.  La realidad es que no existe un modelo único funcional y valido para todo el mundo. Las relaciones de pareja pueden ser sinónimo de amor, pero no siempre es así.

Uno de los conceptos importantes que necesitamos aprender y aceptar es que la relación de pareja nunca puede ser el fin en sí misma. Las relaciones de pareja son el medio y solo uno de los elementos para el desarrollo y crecimiento personal.  Pero si la relación de pareja no propicia las condiciones para este crecimiento personal y en conjunto, la misma pierde el sentido de ser.  Si el hecho de convivir con alguien nos estanca en el crecimiento, nos pone contra la pared, si dejamos de ser nosotros mismo, si abandonamos nuestros sueños, si se apaga nuestra alegría e entusiasmo por la vida, si nos acomodamos y abandonamos nuestras ilusiones, decir pareja no será decir amor. Una relación así carece del amor tanto por uno mismo, como por la pareja. Una relación así está destinada al tedio y la insatisfacción profunda de las necesidades como individuos, a la sensación de vacío en el alma.

**Descubre los 7 Errores que comete el 95% de las personas en sus relaciones de pareja

Haz Clic Aquí AHORA

Te deseo todo lo mejor en tu relación de pareja!

Me gustaría que me dejaras tu comentario sobre el artículo que acabas de leer  y que me contaras tus principales frustraciones en tus relaciones de pareja. Estaré leyendo y contestando todos los comentarios y todas las preguntas de manera personal.

Si te ha gustado el contenido de este Blog, por favor compártelo con tus amigas y amigos.

 

Gracias

Martha Beato

Tu Relación está en Tus manos!

 

 

5 respuestas a Sin Amor

  • Wendy dijo:

    Me parece un buenisimo blog, Saludos Att. calderas junkers

  • fontaneros dijo:

    en toda relacion lo que mas vale es tener confianza esa es la base de una buena estabilidad

  • calderas dijo:

    en toda relación lo mas importante es conocer a la persona sin dar todo pero si dejarse querer pero hay que ser fuertes para saber interpretar las cosas y saber que si algo no va bien es mejor dejarlo y no tratar de solucionarlo

  • Yo diría que hay que encontrar a la persona adecuada y lógico que estén enamorados y sobre todo que no se oculten nada mas que todo se basa en la confianza de pareja.

  • Para que una relación de pareja funcione, las personas implicadas tienen que estar enamoradas.
    Una relación se basa principalmente en el amor que es lo que hace que pasemos por situaciones complicadas y sigamos hacia delante.
    Además de amor, también tiene que haber amistad y sobretodo confianza.
    Una relación se construye poco a poco, es decir, el deseo puede surgir en un primer momento, el querer en un tiempo, pero una relación solida y estable surge al largo de los años.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*