El Contrato del Amor – Primera Parte 1(2)

La gran mayoría de las relaciones de pareja fracasan por las falsas creencias y las expectativas irreales.  Cuando nos enamoramos, nuestro mundo se transforma, las cosas cotidianas pasan al segundo plano de la importancia, la prioridad se centra en nuestra persona amada. Esto sucede fuera de nuestra voluntad, ya que está asociado con el enamoramiento. En principio, no hay nada malo cuando esto sucede, el peligro está en pretender a mantener  esta sensación durante la etapa del amor maduro.  ¿Cuál es fallo común que hace fracasar las relaciones de pareja?

Antes que nada, es necesario dejar claro que las relaciones de pareja formales (matrimonio o unión libre) representan de por si un acuerdo entre los dos. Es un acuerdo que establece las bases de la relación, las reglas del comportamiento, los límites, lo que es aceptable y lo que no es.

Las parejas nunca se sienten a reflexionar y a elaborar este acuerdo, lo cual muchas veces sería una medida necesaria y útil, que a la larga evitaría muchas frustraciones y los malos entendidos. En realidad sucede que cuando los dos se enamoran, cada uno establece su propio acuerdo implícito y espera que el otro lo cumpla. Uno de los errores más frecuentes que cometen las parejas es “dar por sentado” lo que el otro debe hacer y cómo debe actuar.

Los conceptos del funcionamiento de las relaciones de pareja son aprendidos de fuentes externas. No nacemos sabiendo cómo funcionan estas cosas, lo aprendemos del ambiente y la cultura en la cual vivimos. Por esto, ningún modelo es bueno o malo, todo depende de nuestras expectativas y de nuestras ideas de lo que es bueno y de lo que no es.  De hecho, en el mundo existe tanta variedad de los modelos de relaciones de pareja, cuantas culturas hay. También las condiciones históricas e económicas moldean nuestras relaciones de pareja. Todo indica que el modelo que funcionaba en el siglo XX, no funciona para el siglo XXI, por lo que si mantenemos nuestras expectativas arraigadas en los paradigmas del siglo  XX, lo más probable que tendremos muchas frustraciones en nuestra relación con la pareja.

Uno de los errores más frecuentes que cometen las mujeres en su relación con la pareja es suponer que el hombre siente lo que ellas sienten y que el hombre sabe lo que ella necesita, lo cual es completamente errado.

Una de las principales características masculinas es centrarse en el mismo, lo cual le dificulta la habilidad de pensar en necesidades de su pareja y hace poco probable que las adivine.  Los hombres, por su naturaleza, primero piensan en sus necesidades. De allí viene la continua acusación femenina del egoísmo masculino. Sin embargo, es solo una característica que no es mala ni buena, simplemente es así.  Para evitar los sufrimientos inútiles, ayuda mucho que las mujeres lo sepan y lo acepten como un hecho, sin juzgarlo.

Comunicar sus deseos y sus necesidades es responsabilidad de cada uno integrante de la pareja, el orto nunca es responsable de adivinarlos. Asumir que todo es implícito y que el otro debe comportarse “como debe ser” es un grave error.

Continuara….

**Descubre los 7 Errores que comete el 95% de las personas en sus relaciones de pareja

Haz Clic Aquí AHORA

Te deseo todo lo mejor en tu relación de pareja!

Me gustaría que me dejaras tu comentario sobre el artículo que acabas de leer  y que me contaras tus principales frustraciones en tus relaciones de pareja. Estaré leyendo y contestando todos los comentarios y todas las preguntas de manera personal.

Si te ha gustado el contenido de este Blog, por favor compártelo con tus amigas y amigos.

Gracias

Martha Beato

¡Tu Relación está en Tus manos!

     @MarthaBeato

Una respuesta a El Contrato del Amor – Primera Parte 1(2)

  • susana solano dijo:

    Hola Martha! Recibe un cordial saludo de mi parte, y permíteme agradecerte tu interés en ayudarme a aclarar mis dudas e inquietudes. La verdad me pareció importantísima toda la información contenida en el video que me enviste. No había pensado las cosas desde el punto de vista de tus concejos. Acompañado de este artículo que me han despejado muchas cosas que no tenía claras en mi vida. Llevo 20 años casada y hasta hoy a través de este artículo pude comprender muchos errores tanto de mi parte como de mi pareja. De verdad muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*