Relaciones de Pareja – La Crisis tras el Nacimiento del Primer Hijo

Relaciones de pareja bebeSi bien es cierto que pocas experiencias en la vida son mejores que la llegada del  primer hijo al hogar, uno de los momentos más deseados por cualquier pareja especialmente cuando se trata de padres primerizos, también lo es que la ilusión indescriptible de tener un nuevo miembro en la familia puede traer algunas consecuencias negativas a la vida de pareja, que necesita readaptarse a la nueva situación en la que vivirán desde ese momento.

La ruptura total con la rutina anterior a la llegada del bebé es evidente por tanto en todos los aspectos, y las necesidades del más pequeño de la casa se encuentran numeras veces muy alejadas de la idílica vida que habían imaginado los nuevos padres una vez que éste llegase. Y es que el nacimiento del primer hijo puede ser la causa de una gran crisis en la pareja, ya que las noches sin dormir, los desvelos posteriores, los cambios hormonales de la madre, el cansancio derivado de tener que estar alerta y atendiendo 24 horas al día a un bebé que no puede valerse por sí mismo, y el miedo ante la incertidumbre, pueden derivar de forma directa en una mala relación entre sus padres, que en no pocas ocasiones relegan su relación como pareja a un segundo plano tras las propias necesidades del niño.

Para evitar que las consecuencias producidas por la crisis de la llegada del bebé sean irremediables en cuanto a la relación de pareja entre los padres se refiere, es importante tener algunas pautas claras, más allá de lo que dicte el instinto en un momento dado, así como seguir unos consejos sencillos para facilitar el tránsito a una relación más equilibrada, en la que pueda integrarse la relación con los hijos y entre el matrimonio, llegando a evitar incluso separaciones de los cónyuges fruto de la tensión acumulada por los cambios:

  • Procura mejorar la comunicación. Para superar la crisis de pareja tras el nacimiento del primer hijo pocas cosas resultan tan importantes como hablar de que se siente y cómo están afectando todos los cambios a la interioridad y la vida de cada uno. Negar que existe un problema es sin duda el primer paso para ir distanciándose hasta llegar a sentir rencor por lo que hace o deja de hacer el otro.
  • Deja de culpar al otro. Uno de los problemas principales en los que suelen caer todas las parejas tras el nacimiento del primer hijo es culpar al otro  de lo que falla. Es importante saber que si bien la relación de la madre con el hijo los primeros meses de vida de éste pueden provocar que el padre se sienta excluido y culpe a su mujer por no atenderlo, también la mujer puede sentirse sola y completamente desbordada por tener que atender continuamente al pequeño, culpando a su marido por no darse cuenta.
  • Ten tiempo para todo a pesar de los cambios. La nueva vida emprendida con el bebé sin duda ya no será la misma de antes, pero esto no significa que no deba haber tiempo para todo. Eliminad la monotonía buscando una forma de alejaros, y si necesitáis unos días de relax buscad un apartamento en alquiler para pasar un fin de semana romántico y dejad a vuestro hijo con sus abuelos o tíos.
  • Piensa siempre a largo plazo. No cabe duda de que las primeras semanas del bebé en casa pueden llegar a ser una locura de atenciones, pañales y baños, pero es importante fijar la vista más allá y ser conscientes de que en no mucho tiempo el pequeño comenzará a ser más independiente y a requerir menos cuidados, por lo que la situación actual será sólo temporal.
  • Recupera tu vida sexual. Si bien es básico no reprochar a la pareja la baja frecuencia sexual tras el nacimiento del bebé, la recuperación de ésta debe ser progresiva pero constante, recordando especialmente que la madre atravesará cambios hormonales importantes que en muchas ocasiones le impedirán estar al cien por cien, necesitando tiempo para volver a sus hábitos normales en este sentido. En este punto es necesario aclarar que la vida sexual no se limita al coito, sino que es mucho más amplia. La relación sexual en una pareja estable incluye los toques, las caricias, los besos, los abrazos, es estar conectados en la intimidad. Esta sensación de que somos “uno” es sumamente importante para sobrellevar la adaptación a la nueva vida por la llegada del bebe.

 

**Descubre los 7 Errores que comete el 95% de las personas en sus relaciones de pareja

Haz Clic Aquí AHORA 

¡Te deseo todo lo mejor en tu relación de pareja!

Me gustaría que me dejaras tu comentario sobre el artículo que acabas de leer  y que me contaras tus principales frustraciones en tus relaciones de pareja. Estaré leyendo y contestando todos los comentarios y todas las preguntas de manera personal.

Si te ha gustado el contenido de este Blog, por favor compártelo con tus amigas y amigos.

Gracias

Martha Beato

¡Tu Relación está en Tus manos!

     @MarthaBeato

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*