Cuando tu Pareja Deja de Amarte – Tercera Parte (¿Qué hago?)

Seguimos hablando sobre el tema del manejo de la situación cuando descubres infidelidad en tu relación de pareja. En el artículo anterior te he planteado ciertas preguntas, por favor véalas antes de seguir leyendo.

Al descubrir la infidelidad de tu pareja, antes de hacer cualquier cosa tienes que contestar las preguntas del artículo anterior. Tienes que ser completamente honesto(a) contigo mismo(a). ¿Por qué insisto en esto? Porque de las respuestas a estas preguntas depende totalmente la actitud que vas a tomar.

El descubrimiento de infidelidad esta asociado con la sensación de la pérdida de algo vital. Una relación de pareja es sumamente importante para las personas adultas, por lo que la pérdida de ésta causa un sufrimiento profundo, tanto para los hombres, como para las mujeres. Esta científicamente demostrado que la pérdida de algo de vital importancia produce una alteración química en nuestro cuerpo, de igual manera como cambia nuestra química cunado estamos felizmente enamorados. Es este cambio químico (hormonal) que es responsable por el dolor, malestar e incapacidad productiva que se muestra en un proceso de pérdida o amenaza de pérdida.

Si sientes que no estás listo(a) para manejar la separación, necesitas asumir este hecho de manera honesta, consciente y responsable. Es importante mantener la calma y la dignidad dentro de las circunstancias. Cuando estamos poseídos por la ira y la desesperación, cometemos muchos errores, de los cuales nos arrepentimos profundamente en el futuro.

A pesar del gran dolor que sientes, ser sensato produce los mejores resultados a largo plazo. El que mantiene la calma y la capacidad de racionar, tiene la ventaja.

Antes de actuar de cualquier manera, busca la forma de recuperar la calma y la capacidad de análisis.

Este sería el primer gran paso y es de vital importancia. Lo más recomendable en esta situación es buscar la ayuda profesional, para que te apoye en recuperar tu estado emocional, para tomar las decisiones de la manera calmada y que sean las mejores para ti.

Si decides terminar la relación: ¿Cuál será tu plan de acción? ¿Cómo re-organizarás tu vida sin contar con tu pareja?

Si decides que por algunas razones (económicas, sociales, familiares, etc.) no estás en condiciones de terminar la relación de inmediato o a largo plazo ¿Cómo manejarás las circunstancias? Recuerda que la calidad de tu vida es lo más importante. No vale la pena vivir una vida miserable, llena de angustia, frustración, resentimiento y dolor. Todas estas emociones negativas tarde o temprano se transforman en enfermedades físicas. ¿Tiene sentido para ti enfermarte por tu pareja? Si tu respuesta es “no”, busca todos los medios para recuperarte emocionalmente. Ciertamente, no es fácil, pero es perfectamente posible si te lo propones, estableciendo como prioridad tu salud y tu bienestar. Piensa en ti, y en lo que es bueno para ti. ¡Busca ayuda!

Conozco numerosas parejas que no se separan de su cónyuge, sabiendo que existe la otra persona con la cual su pareja mantiene la relación. Estas parejas conviven bajo el mismo techo, comparten las responsabilidades, mantienen la imagen familiar, pero son separados emocionalmente y en la mayoría de los casos sexualmente. Esta forma de vivir representa una adaptación a las circunstancias. Ciertamente enfrentar un divorcio representa un desafío enorme y muchas personas están conscientes de no tener recursos (emocionales o económicos) para enfrentar este reto. Si la pareja mantiene la convivencia a pesar de la infidelidad, es imprescindible cuidar la salud mental de los dos. Es necesario mantener un ambiente de respeto, satisfacer las necesidades de todos los miembros de la familia, mantener una dinámica de relación sin chantajes, violencia, ni manipulación. Mantener la paz y la calidad de vida es la prioridad. Es imprescindible buscar la manera de ser feliz dentro de las circunstancias. Los libros de autoayuda son muy recomendables, así como la orientación espiritual. Aprovecha este desafío para convertirte en mejor persona, los frutos los verás, ¡sin duda!

Son muy frecuentes los casos cuando la pareja infiel agota su ciclo de la relación con la otra persona, regresa a su familia y quiere re-establecer la relación en su matrimonio. Generalmente el que se siente culpable, revisa su comportamiento, se arrepiente sinceramente de lo que ha hecho y de los daños que ha causado. Si en estos casos la situación se maneja con sabiduría y se busca la ayuda adecuada, el pronóstico de recuperación es muy bueno.

Pero es bueno aclarar que esto no sucede siempre. Por lo general la pareja infiel pretende mantener esta situación a toda costa por un tiempo infinito. La pregunta para ti es: ¿Estás dispuesto(a) a soportarlo por un tiempo infinito? ¿Podrás ser feliz y no sufrir en esta  forma de convivencia?

Si no existe la manera de mantener una vida saludable al lado de tu pareja que es infiel, pero por alguna razón no puedes terminar la relación de inmediato, tienes que pensar en un plan de acción a largo plazo. ¿Qué harás a partir de ahora para prepararte para la separación? ¿Cuánto tiempo te va a tomar?

Créeme que desde que respondas a las preguntas y determinas tu plan de acción, sentirás un gran alivio, ya que te sentirás en control de la situación.

En las relaciones de pareja no existe “lo bueno” y “lo malo”, “lo correcto” y lo “incorrecto”.  No existen modelos universales, por lo que mantener el sentido común buscando el bienestar para todos debe prevalecer a la hora de tomar tu decisión.

Continuará…..

 

**Descubre los 7 Errores que comete el 95% de las personas en sus relaciones de pareja

Haz Clic Aquí AHORA     

¡Te deseo todo lo mejor en tu relación de pareja!

Me gustaría que me dejaras tu comentario sobre el artículo que acabas de leer  y que me contaras tus principales frustraciones en tus relaciones de pareja. Estaré leyendo y contestando todos los comentarios y todas las preguntas de manera personal.

Si te ha gustado el contenido de este Blog, por favor compártelo con tus amigas y amigos.

Gracias

Martha Beato

¡Tu Relación está en Tus manos!

     @MarthaBeato

 

 

3 respuestas a Cuando tu Pareja Deja de Amarte – Tercera Parte (¿Qué hago?)

  • jose dijo:

    En verdad Martha es muy ilustrativo y de gran ayuda todos tus comentarios, lamentablemente en mi caso te “descubri” muy tarde y no pude poner en accion tus consejos y observaciones. Deje pasar las señales y aguante y calle confiando en la relacion y en el sentimiento que existia..no fue un caso de infidelidad (al menos eso creo) pero si de dejar acumular todos esos pequeños detalles hasta que se saturo la relacion y todo empezo a cambiar quise he intente rescatar la relacion y motivarla a estos talleres de pareja pero aunque acepto al principio al verque si estaba yo actuando y haciendo algo real su reaacion fue esquiva y hasta de miedo a hacerlo y entendi que no tenia interes {a enfrente y aunque yo nolo queria propicie que lo dijera…y luego la separacion… quisiera tocaras el tema de hacer el duelo,hacer el cierre y sanar heridas…
    Gracias..

  • Encantado Martha, acabo de conocerte y decirte que me ha ‘seducido’ la forma de comunicar que tienes: sencilla, directa, clara, y muy humana. Y los consejos que das son fantásticos para ayudar a cualquier persona que esté pasando o haya pasado recientemente por esta situación. Comparto plenamente que la reparación emocional pasa por la sensatez en estos momentos difíciles, la decisión, y el camino a seguir. Saludos

  • ingrid dijo:

    Gracias por las orientaciones que deja en cada artículo que comparte, yo decidí separarme de mi pareja después de 10 años de convivencia que fueron de lucha constante por mantener una relación que comenzó mal desde el inicio ya que el embarazo a una antigua novia y mientras el se dedico a estar bien con esta muchacha y su familia yo trataba de tener con el una relación en la cual me sometí a desagravios, ofensas y humillaciones de su parte hacia mi, ya que con el concebí dos niños y mi excusa eran ellos, el me manipulaba que la estructura familiar, que lo mas importante era darle estabilidad a ellos, que nosotros como pareja no importábamos, entre otras cosas, a medida que fue transcurriendo el tiempo yo trate por todos los medios de hacerle saber lo que yo estaba sintiendo lo que necesitaba como mujer y el me descalificaba y hacia caso omiso, sufrí mucho, empece a enfermarme, vivía de consulta en consulta aun sabiendo yo que esto era producido por mi inestabilidad emocional, pero solo por aparentar tener una familia estructurada entre comillas mantuve la relación, llegó un momento en que desperté y me revalore y tome la decisión ya que no tiene sentido estar en una relación de uno solo, el me dijo tu eres una buena mujer pero yo no te quiero como pareja, mi única relación contigo son los hijos, entonces entendí que no tenia sentido estar así ya que el no tomaba la decisión de irse por comodidad de casa, comida, ayuda económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*