Adicción al Amor –Tercera Parte

En los articulos anteriores hemos visto las sintomas del trastorno de la adicción al amor y sus principales causa. Seguimos reflexionando sobre el tema.

La gravedad del trastorno por la adicción al amor puede variar. En algunos casos se presentan ciertos trastornos de la conducta y en otros puede haber un comportamiento violento, la manipulación y hasta llegar a cometer un crimen pasional.  

Es importante aclarar que al inicio de cualquier relación de pareja existe mucha atracción y un gran deseo de estar juntos lo más que se puede, de saber uno del otro. Pero estos impulsos son perfectamente controlables por intensos que sean. Luego, lo normal es que al pasar cierto tiempo el fuego baja de volumen y la vida recupera su ritmo normal de las actividades. La atracción se convierte en amor maduro. Si al pasar un tiempo razonable uno de los dos mantiene la necesidad enfermiza de la cercanía permanente, en este caso estamos hablando de un trastorno.

La adicción al amor no es otra cosa que la pérdida del control sobre las emociones y acciones. Cuando una persona no puede controlarse a sí misma para evitar hacer cosas que sabe que no debe hacer, es un trastorno.

Por ejemplo, una muchacha joven, llamada Jennifer cuenta que tiene una buena relación con su pareja, que ya tienen 5 años de relación. Que su novio la trata muy bien, sin embargo ella necesita saber de él en cada instante. Lo llama por teléfono con demasiada frecuencia, de tal manera que le impide a su novio concentrarse en sus cosas cotidianas. El novio dice que la quiere mucho, que no le va a faltar, pero ¡que lo deje respirar! Es evidente en este caso una conducta trastornada, la falta de autocontrol e incapacidad de controlarse.

Vivir y compartir la relación con una pareja que padece la adicción afectiva es sumamente complicado, es una carga muy pesada. Se produce una sensación de asfixie, de falta del espacio propio. Por otro lado la pareja tiene que enfrentar demandas permanentes, quejas, sospechas, reclamos que a la larga van desgastando la relación.

Existen varias formas de la adicción afectiva:

  1. Adicción a la persona amada – es la incapacidad de vivir la vida sin la persona amada. Cuando todo está concentrado en la pareja. La pareja pasa a ser el universo completo, fuera del cual no existen actividades, intereses, metas, etc.  En este caso se produce una dependencia total al objeto del amor. El que padece esta adicción pierde la capacidad de su propio crecimiento como persona, debilita la autoestima y se estanca en el desarrollo de sus planes. En estos casos es inevitable que con el tiempo la pareja se aburre, pierda el interés en la relación, la cual poco a poco se irá destruyendo.
  2. Adicción a la relación – es un comportamiento incontrolable que está dirigido en tener una relación de pareja, sin importar mucho con quien. Es incapacidad de mantener una vida productiva, sana y estable sin tener una pareja. Es la intolerancia a la soledad. Las personas que tienen esta adicción hacen cualquier cosa para mantener la relación, sin importar la calidad de la misma. En muchos casos soportan el maltrato, las humillaciones, las faltas de respeto. Existen extremos en los cuales la relación existe solo bajo su percepción, pues el objeto del amor no siente ningún compromiso, ni atracción especial por la persona obsesionada.
  3. Adicción a la conquista y el romance – en este caso se desarrolla una necesidad de estar permanentemente sumergido en la emoción de la relación nueva, de conquistar, de enamorar, de vencer la resistencia. Una vez que se consigue el objetivo de la conquista, la persona pierde el interés en la relación y se lanza la conquista nueva. Es la incapacidad de mantener una relación estable, de crear vínculos profundos con otra persona. Las personas que padecen este trastorno no toleran la baja de las hormonas del placer que se producen durante el enamoramiento. Necesitan recibir “una dosis” cada cierto tiempo.

 

Continuara…

**Mejore tu Calidad de Vida en Pareja en tan solo 5 pasos: Guía GRATIS

Haz Clic Aquí y Descárgala AHORA

Te deseo todo lo mejor en tu relación de pareja!

Me gustaría que me dejaras tu comentario sobre el artículo que acabas de leer  y que me contaras tus principales frustraciones en tus relaciones de pareja. Estaré leyendo y contestando todos los comentarios y todas las preguntas de manera personal.

Si te ha gustado el contenido de este Blog, por favor compártelo con tus amigas y amigos.

Gracias

Laura Bellarosa

Tu Relación está en Tus manos!

Una respuesta a Adicción al Amor –Tercera Parte

  • Efectivamente la adicción al amor, mejor dicho los adictos al amor son hostigantes y no dejan concentrarse a la pareja en sus que haceres cotidianas. Y de hecho que este mal necesita un tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*