Los Limites – Trecera Parte 3(3)

En los artículos anteriores vimos que establecer los límites, cuidarlos y defenderse cuando estos límites son violados es imprescindible para el desarrollo sano en las relaciones de pareja. No hay nada malo en los límites, la clave es aprender a manejarlos. La ausencia de los límites o su violación constante a la larga provoca una crisis profunda en la relación de la pareja y frecuentemente es la causa del término de la relación.

El proceso de fijar los límites en la relación de pareja es dinámico y es creativo. Existen límites que funcionan a largo plazo y deben ser considerados siempre mientras la relación permanece, otros límites son temporales, dependiendo de la situación y las circunstancias. Por lo que no es bueno obsesionarse con estos temas, sino que saber que existen y deben ser respetados.

Al inicio el respeto de los límites entre la pareja puede parecer difícil, ya que requiere de un periodo de adaptación, de crear ciertos hábitos y reglas para actuar. Pero con el tiempo ambos en la pareja se adaptan a los límites acordados mutuamente y la relación se torna mucho más gratificante y su pronóstico a largo plazo siempre es mucho más favorable.

Pero para todo hay que mantener el sano equilibrio. Tampoco es bueno exagerar levantando los límites irreales con la intención de controlar a la pareja o para mantenerla “a raya”.  La sinceridad y las buenas intenciones no pueden perderse de vista. Tampoco es agradable vivir en pareja con una persona que establece límites en exceso. Con alguien que no es accesible emocionalmente, distante, con alguien en quien no puedes confiar, con quien no puedes compartir, con alguien que no te dará apoyo en un momento de la necesidad. Si los límites personales de alguien son demasiado elevados, es preciso cuestionar la disponibilidad de esta persona para una relación de pareja. Generalmente en estos casos hay que revisar las experiencias pasadas vividas por esta persona, su nivel de autoestima y otros factores que pueden entorpecer la capacidad de esta persona de mantener una relación de pareja sana.

Los límites determinan nuestro espacio personal. Todos necesitamos de este espacio para ser personas autenticas. La decisión de establecer una relación de pareja no anula nuestra individualidad. No existe “Nosotros pensamos” o “Nosotros sentimos”. Cada persona piensa  siente de manera individual, el espacio de la relación de pareja permite compartir estos pensamientos y sentimientos, de enriquecerse con el aporte del otro.  Pero es imposible pretender que la pareja sea diluida el uno en el otro, que pierda su capacidad de evaluar, de tomar decisiones, de actuar, de tener sus propios intereses, gustos y preferencias.

Todos necesitamos un espacio personal para pensar, meditar, estar quietos, descansar, de estar con uno mismo. Los interrogatorios constantes tipo: ¿Qué haces? ¿En qué piensas? ¿Qué sientes? ¿Dónde estás? ¿Con quien hablas? Representan una invasión a nuestro espacio personal.  Cuando compartimos nuestros pensamientos, sentimientos y acciones de forma voluntaria, creamos vínculos con nuestra pareja, establecemos una conexión hermosa entre las almas. Pero si nos sentimos interrogados, sentimos que nuestro espacio no es respetado, reaccionamos con violencia y agresión, provocando conflictos y el distanciamiento en la pareja.

Es posible que en algunas situaciones se nos haga muy difícil respetar los límites establecidos por la pareja, tenemos miedo de perderla, que se nos aleje demasiado. Nuestras inseguridades y necesidades se levantan con una fuerza poderosa tratando de manipular o controlar al otro, limitándolo en sus libertades. Sin embargo, el respeto de los límites es el único camino correcto hacia el bienestar de la relación. Cuando tu pareja necesita usar su espacio personal, es mejor que te enfoques en el tuyo. Cuando la relación es calida y solida, siempre vuelven a conetcatarse.

**Descubre los 7 Errores que comete el 95% de las personas en sus relaciones de pareja

Haz Clic Aquí AHORA 

Te deseo todo lo mejor en tu relación de pareja!

 

Me gustaría que me dejaras tu comentario sobre el artículo que acabas de leer  y que me contaras tus principales frustraciones en tus relaciones de pareja. Estaré leyendo y contestando todos los comentarios y todas las preguntas de manera personal.

Si te ha gustado el contenido de este Blog, por favor compártelo con tus amigas y amigos.

 

Gracias

Martha Beato

Tu Relación está en Tus manos!


     @MarthaBeato

4 respuestas a Los Limites – Trecera Parte 3(3)

  • Me gustó y he aprendido de este artículo Marta, muchas gracias por tus consejos. LLevo casi tres años de separada después de un matrimonio de 28 años, donde estos límites a los que te refieres en tu artículo no existieron, bueno desde el noviasgo, el que fué mi marido siempre fue muy celoso y después de casarnos como que se sintió muy seguro y después no le importaba. Una relación enfermiza y patética fué mi matrimonio, pero gracias a Dios y a todo lo que aprendí después de sistir a varias terapias tome la fuerza y seguridad suficiente para decir no quiero, no deseo más de esto. Sigo aprendiendo y preparándome para una nueva relación, soy muy felíz, me siento plena y muy orgullosa de mi y gracias a personas como tú, otras personas como yo podemos salir adelante. Gracias Marta, seguiré aprendiendo

  • MARIA E dijo:

    DOCTORA LAURA HA ESCRITO LIBROS SI ES ASI DONDE LOS PUEDO ENCONTRAR EN BOGOTA COLOMBIA.GRACIAS MARIA

  • MARIA E dijo:

    DOCTORA MARTHA

    DOCTORA MARTHA,RESPETAR ES IMPORTANTE EN UNA RELACION,PERO QUE HACER CUANDO UNA NO CREA EN SU PAREJA POR SER INFIEL,COMO CREER COMO RESPETAR LOS LIMITES.GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*